25

AÑOS



BI



EL BACHILLERATO INTERNACIONAL EN EL CEBI
 



BI Bachillerato Internacional

 

Declaración de principios del IB 

 
El Bachillerato Internacional tiene como meta formar jóvenes solidarios, informados y ávidos de conocimiento, capaces de contribuir a crear un mundo mejor y más pacífico, en el marco del entendimiento mutuo y el respeto intercultural. En pos de este objetivo, la organización colabora con establecimientos escolares, gobiernos y organizaciones internacionales para crear y desarrollar programas de educación internacional exigentes y métodos de evaluación rigurosos. Estos programas alientan a estudiantes del mundo entero a adoptar una actitud activa de aprendizaje durante toda su vida, a ser compasivos y a entender que otras personas, con sus diferencias, también pueden estar en lo cierto.

Historia

 
El Bachillerato Internacional® es una fundación educativa sin fines de lucro, fundada en Ginebra (Suiza) en 1968.
Un grupo de profesores con talento y visión de futuro de la International School of Geneva, en colaboración con otros colegios internacionales, crearon el Programa del Diploma. Lo que comenzó siendo un único programa dirigido a alumnos que se desplazaban a otros países para cursar estudios preuniversitarios es, a día de hoy, un ciclo educativo formado por cuatro programas para alumnos de 3 a 19 años.

 

 

Modelo del Programa


El Programa del Diploma ofrece a los alumnos de entre 16 y 19 años de edad una experiencia educativa estimulante con un enfoque internacional, amplio y equilibrado mediante el estudio simultáneo de seis asignaturas y una serie de componentes troncales durante dos años. Está concebido para desarrollar las habilidades académicas básicas que requerirán sus estudios universitarios, sus estudios posteriores y la profesión que elijan. Además, el programa apoya el desarrollo de las habilidades prácticas y los valores para una vida plena y fructífera
 

Amplitud y Equilibrio


El perfil de la comunidad de aprendizaje del IB y los componentes troncales del programa se ubican en el centro del modelo que lo representa, lo cual indica que se da prioridad a la competencia afectiva así como al desarrollo cognitivo, y se procura formar ciudadanos que, además de poseer conocimientos especializados, sean competentes y activos. Los componentes troncales de Teoría del Conocimiento (TdC), la Monografía, y Creatividad, Actividad y Servicio (CAS) amplían la experiencia educativa y ofrecen a los alumnos la oportunidad de aplicar sus conocimientos y su comprensión en contextos de la vida real.